Gajes del oficio

Parque Tayrona y a donde NO ir

Desde Taganga tomamos la buseta (un colectivo en miniatura) a Santa Marta. Allí tomamos un bus hasta la entrada del Parque. En la cola para pagar la entrada conocimos a Verónica, una chica tucumana con la que compartiríamos la carpa y los siguientes dos días. Hacía bastante calor, eran las 11hs y nos quedaba por caminar 3 hs hasta el camping elegido. Nos ofrecieron adelantar 1 hora de recorrido con una buseta y lo hicimos. Comenzamos el recorrido a pié en el parqueadero, por suerte era en la selva y la sombra nos protegía del calor. Caminamos, caminamos y caminamos, pasamos el primer camping, seguímos camino y cruzamos una playa muy larga en la cual esta prohibidísimo bañarse. Finalmente a las 13.00hs llegamos a Cabo San Juan del Guía, donde hay camping y hamacas. Nos anotamos en la lista de espera y esperamos. Esperamos hasta las 17hs cuando nos dijeron que no había mas hamacas y que sólo quedaban carpas sin colchón. Un chico nos indicó cuál era nuestra carpa y se fué, dejándonos solas para ponerle el techo, cosa que nunca logramos ya que no correspondía a ese modelo de carpa.

Parque tayrona

Nuestra carpa

El segundo día por la mañana iniciamos la caminata hacia Pueblito, donde hay unas ruinas Tayronas. Comenzamos el recorrido de 1 hora y media con Verónica quien nos abandonó cuando comenzó la parte más complicada del recorrido, estaba en minifalta y la verdad es que no es indumentaria para trepar rocas. Nosotras seguimos, el camino tiene dos o tres partes en las que me dió cosita, ¨puentes¨ hechos con piedras entre roca y roca, de dudosa estabilidad y esas cosas, pero se sobrevive. Finalmente después de 2 hs de caminata llegamos y como nos dijeron unos españoles que encontramos en el camino, no sé si vale la pena. En Pueblito lo que hay para ver son unas terrazas de piedra hechas entre 450 y 1600 D.c, las cuales servían como almacenamiento y soporte para viviendas. Siempre es lindo estar en lugar tan antiguos y con tanta historia, pero la subida es bastante dura.

Colombia

Pueblito

En esta playa si esta permitido bañarse, aunque yo no pude completar la inmersión ya que el agua es bastante fría.  Pero me conformo con tirarme bajo una palmera y contemplar el paisaje.

Parque tayrona

Cabo San Juan de Guía

El lugar es bello, pero el camping es terriblemente malo. Mucha gente, con lo que a mi me gusta la gente!! había 40 hamacas y en carpa seríamos alrededor de 150 personas. Y las instalaciones contaban con 4 baños, 4 duchas y una pileta para lavarse las manos. Lo peor de todo eran esos baños diminutos y olorosos. Las duchas ni las vimos porque no nos bañamos. Al tercer día cuando estábamos volviendo, tomamos otro camino y encontramos un camping precioso, con baños decentes, menos gente y playa grande (aunque es esa en la que esta prohibido bañarse, pero refrescarse se puede).

Colombia

Playa grande sin gente!!

Para los interesados:

Buseta Taganga – Sta Marta COP1200

Bus Sta Marta – Parque Tayrona (entrada El Zaino) COP6000

Entrada parque Tayrona COP36500

Buseta Entrada – Parqueadero COP2000

Camping Cabo San Juan: NO recomiendo este camping.

Hamaca arriba COP 25000 (es en un refugio que hay arriba de un morro cerca del camping, linda vista pero de noche debe hacer frío y el baño esta lejos)

Hamaca abajo COP 20000 (al lado de las carpas con el resto de los mortales)

Carpa con colchón COP 25000 x persona.

Carpa sin colchón COP20000 x persona.

Carpa propia COP15000 x persona.

Las comidas en el restaurante no son caras de COP 10000 a COP25000.

Hay lockers gratis, están un poco destruidos pero sirven ya que los robos en el camping son moneda corriente.

Camping Yuluka: es el que pasamos de regreso, tiene carpas por COP 27000, y hamacas por Cop 25000 (con locker) y las instalaciones son mucho mejores!

Categorías: Gajes del oficio, Turisteando | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

Desierto de Tatacoa

Salimos de Bogotá temprano a la mañana y nos dirigimos a la Estación Terminal, con la intención de tomar el bus de 7.30hs hacia Neiva. Los precios de los pasajes de las diferentes compañías eran mucho más caros que los sugeridos en las guías (casi el doble). Y la duración del viaje un tanto más de lo indicado. A todo esto se agregó la variable calor que la empezamos a sufrir desde Neiva; nos dijeron que la temperatura en el Desierto podía llegar a 50º.

Desierto de Tatacoa

Desierto de Tatacoa

Tomamos el bus de las 7.30 que salió retrasado y llegamos a Neiva a las 14.30h. Luego nos subimos a una camioneta que iba directo desde ahí al Desierto de Tatacoa. En ella se encontraban otros pasajeros que  iban a dormir en el Desierto; en un principio nosotras pensábamos quedarnos en Villavieja, pero visto que perdimos tanto tiempo en el viaje decidimos ir con ellos.

El chofer nos acercó a una posada – Posadero Sol de Verano, COP15000 por persona sin baño, COP45000 doble con baño- que funcionaba con paneles solares y además poseía un generador.

Aprovechamos el poquito tiempo que nos quedaba de luz y fuimos a El Cuzco, la parte colorada del desierto. Decidimos no ir a la charla del Observatorio, ya que había mucha gente esperando, y nos quedamos en la posada sentadas en reposeras observando la graaan cantidad de estrellas, privilegio escaso en la ciudad.

Colombia

Las chicas

La ducha no tenía luz; la habitación, de madera y contigua a otras habitaciones, no tenía ni aire acondicionado ni ventilador. Como la cantidad de insectos era abundante, dormimos con linterna en mano y con las ventanas y puerta cerradas. Un horno, bah. Para completar la velada, nos despertamos a la mitad de la noche porque a la chica de la habitación de al lado no le cayó muy bien la cena. Arrojó el alma. De esto nos enteramos ya que las habitaciones estaban separadas por una pared de madera con aberturas entre el techo y la pared, y se escuchaba todo del otro lado.

desierto de tatacoa

Atardecer

RECUERDEN QUE TODAS LAS FOTOS ESTÁN EN EL ÁLBUM DE FOTOS (el link esta en la barra izquierda)

Para los interesados:

Bus Bogotá- Neiva: sale de la terminal que esta en Av. Boyacá. El taxi desde La Candelaria sale COP15000. Hay varias empresas todas están entre los COP37000 y los COP43000, el servicio no es malo, el bus tiene wi-fi y aire acondicionado. Algunos  ofrecen snack a bordo. Nosotros viajamos en el Bolivariano y no respetó el horario de salida (por lo cual habían cobrado la tarifa mas cara) y no tiene snack.

Bus Neiva- Tatacoa: es una combi que cobra COP6000 para ir hasta Villavieja y COP12000 para ir hasta el Desierto. El servicio es lo que hay, una combi vieja, en un lugar con muuuucho calor, las rutas sinuosas, con baches y un conductor que maneja a lo loco.

Hospedaje en el Desierto de Tatacoa: hay unos cuantos hospedajes dispersos por ahí, en frente del observatorio se puede acampar. Nosotras nos quedamos en el Posadero Sol de Verano. Twin con baño compartido COP15000 x pers, doble con baño privado COP45000. Ofrecen comida que no es cara: menú con pollo COP8000 menú con huevo COP5000, ambos con limonada.

Regreso a Neiva: el mototaxi que se pide en la posada cobra COP10000 por persona  para ir hasta Villavieja. Allí, en la plaza principal se toma el colectivo intermunicipal hasta Neiva COP6000.

Categorías: Gajes del oficio, Info para viajeros, Turisteando | Etiquetas: , , , , , , , , | 4 comentarios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: